Saltar al contenido

El undecanoato de testosterona mejora la función sexual en hombres con diabetes tipo 2 e hipogonadismo severo: resultados de un estudio controlado con placebo de 30 semanas aleatorizado

BJU 2016, Nov; 118(5): 804-813

Hackett G1, Cole N2, Saghir A3, Jones P4, Strange RC4, Ramachandran S2,5,6.

1Heart of England Foundation NHS Trust, Sutton Coldfield, UK.2Heart of England Foundation NHS Trust, Sutton Coldfield, UK.3University of Birmingham, Edgbaston, Birmingham, UK.4Institute for Science and Technology in Medicine, Keele University Medical School, Keele, Staffordshire, UK.5Department of Clinical Biochemistry, University Hospitals of North Midlands, Keele, Staffordshire, UK.6Faculty of Health Sciences, Staffordshire University, Keele, Staffordshire, UK.

OBJETIVO:

Evaluar la respuesta de la función sexual tras 30 semanas de tratamiento con undecanoato de testosterona de acción prolongada (TU) o placebo en 199 hombres con diabetes tipo 2 e hipogonadismo severo o leve (HG).

PACIENTES Y MÉTODOS:

Se identificaron hombres con HG de siete registros de atención primaria de diabetes tipo 2. Se realizó un estudio controlado con placebo de 30 semanas de TU en 199 de estos hombres (placebo, n = 107, TU, n = 92). La medida de resultado utilizada por el paciente fue la puntuación de 15 ítems del Índice Internacional de Función Eréctil. Los hombres que completaron el estudio (n = 189) fueron estratificados, en primer lugar, por el total de testosterona total (TT) o testosterona libre (FT) en HG leve (TT 8.1-12 nmol /L o FT 0.18-0.25 nmol /L) y HG severa (TT ≤ 8 nmol / L y FT ≤0,18 nmol / L), y en segundo lugar, por intervención (placebo o TU), creando así cuatro grupos: HG leve / placebo; HG leve / TU ; HG severa / placebo y HG severa / TU.

ANÁLISIS ESTADÍSTICO:

Los cambios en la puntuación de la función sexual (un resultado secundario del estudio) en cada visita dentro del grupo (desde la línea de base) y entre los grupos (TU versus placebo) en cada evaluación (6, 18 y 30 semanas) fueron comparados usando prueba de los rangos con signo de Wilcoxon y prueba de la suma de rangos de Wilcoxon, respectivamente.

RESULTADOS:

Una mejora significativa en la función eréctil fue evidente sólo en el grupo de HG severa después de 30 semanas de tratamiento con TU; este hallazgo persistió cuando se comparó TU con placebo. Las puntuaciones de satisfacción sexual y de deseo sexual también fueron mejoradas a las 6, 18 y 30 semanas en el grupo de HG severa después del tratamiento con T. Este aumento en las puntuaciones fue también evidente cuando se comparó con placebo. TU no parece alterar la función orgásmica significativamente en cualquiera de los grupos de pacientes.

CONCLUSIONES:

El presente estudio sugiere que el beneficio en los síntomas sexuales después del tratamiento con TU es evidente principalmente en pacientes con HG con niveles de TT ≤ 8 nmol / L y FT ≤0,18 nmol / L. También se sugiere que 30 semanas de tratamiento es necesario antes de evaluar la mejora de la función eréctil.

Comentario editorial: Un estudio más avalando la utilidad de la administración de testosterona en el ámbito de la función sexual. Si a esto le añadimos las disfunciones sexuales de las personas diabéticas, se hace necesario valorar el perfil hormonal masculino en los pacientes con hiperglucemia en busca de un posible hipogonadismo.

Carlos Balmori Boticario

Urólogo. FECSM

Responsable Sección Urología y Medicina Sexual y Reproductiva

Centros: Hospital Nª Sra. del Rosario. IVI Madrid

cbalmori@unidadmedicinasexual.com

www.unidadmedicinasexual.com