Saltar al contenido

Prótesis de pene en receptores de trasplante de órgano sólido: Estudio de cohortes

Las complicaciones en cirugía son un factor ampliamente estudiado. En cuanto al implante de una prótesis de pene se refiere, la infección es uno de los principales temores para el cirujano. Se han relacionado algunos factores de riesgo para desarrollar esta complicación como ser diabético, lesionado medular, recibir tratamientos inmunosupresores, priapismo, recambio de material protésico, etc. De ellos, la diabetes y el control glicémico de los pacientes diabéticos son los factores más estudiados, pero con resultados dispares. Menos evidencia existe en referencia a la inmunosupresión, y en concreto, en pacientes trasplantados.

En el presente estudio, realizado en la Cleveland Clinic, se analizan de forma retrospectiva los resultados de los 27 pacientes trasplantados en el período 1999-2005, que se sometieron posteriormente a un implante de prótesis de pene. Éstos se comparan con una cohorte de pacientes apareados por edad que se utilizan como controles. La mayor parte de los pacientes eran trasplantados renales (74%). La edad, el índice de masa corporal, el antecedente de prostatectomía/cirugía rectal, dislipemia e hipertensión fueron homogéneos entre ambos grupos. Pero como era de esperar, en el grupo de trasplante, la presencia de enfermedad vascular periférica (26.9% vs 3.9%, P = .021), ictus (19.2% vs 0.0%, P = .05) o diabetes (84.6% vs 53.6%, P = .016) fue superior. A pesar de la mayor presencia de estos factores de riesgo, en el grupo de pacientes trasplantados el índice de complicaciones y reintervención fue comparable con el grupo control, motivo por el cual los autores concluyen que los pacientes con un trasplante de órgano sólido son también buenos candidatos para el implante de una prótesis de pene.

Probablemente, el riesgo de infección en los pacientes trasplantados sea muy superior en los primeros meses posteriores al trasplante debido al uso de altas dosis de esteroides en este período. Pero tras su retirada, con el uso de protocolos de inmunosupresión menos agresivos, este riesgo disminuya. A pesar de ello, no existe consenso ni estudios que informen de un tiempo mínimo necesario para implantar una prótesis de pene después de un trasplante.

Josep Torremade Barrena
Urólogo
Responsable de la unidad de andrología del Hospital Universitario de Bellvitge.
Jefe de servicio de Andrologia. Barcelona. Centro Médico Teknon. Barcelona