Saltar al contenido

J Urol. 2016 Oct; 196 (4): 1223-7.

Nueva clasificación, basada en la evidencia, de la enfermedad venosa oclusiva cavernosa.

Pathak RA1, Rawal B1, Li Z1, Broderick GA2.

Información del autor

1 Departamento de Urología, Mayo Clinic, Jacksonville, Florida; Departamento de Investigación en Ciencias de la Salud (BR, ZL), División de Estadística e Informática Biomédica, Mayo Clinic, Jacksonville, Florida.

Departamento de Urología, Mayo Clinic, Jacksonville, Florida; Departamento de Investigación en Ciencias de la Salud (BR, ZL), División de Estadística e Informática Biomédica, Mayo Clinic, Jacksonville, Florida. Dirección electrónica: Broderick.Gregory@Mayo.edu.

Resumen

PROPÓSITO:

El objetivo principal de nuestro estudio fue determinar si un fundamento basado en la evidencia podría clasificar la enfermedad venosa oclusiva cavernosa en disfunción eréctil leve, moderada y severa.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Un total de 863 pacientes fueron sometidos a ecografía Doppler dúplex a color entre enero de 2010 y junio de 2013 realizada por un solo urólogo. Se identificó una cohorte de 75 pacientes (8,7%) con diagnóstico de enfermedad venosa oclusiva cavernosa basada en un índice de resistencia unilateral inferior a 0,9 y velocidad sistólica pico derecha e izquierda de 35 cm por segundo o menos, después de estimulación sexual visual. Se evaluó la eficacia del tratamiento con una mediana de seguimiento de 13 meses.

RESULTADOS:

Un total de 75 pacientes con una mediana de edad de 60 años (rango de 19 a 83) y un índice de masa corporal promedio de 26,3 kg / m2 (rango de 19,0 a 39,3) cumplieron los criterios de la enfermedad venosa oclusiva cavernosa. Cuando se subestratificó en térciles, se obtuvieron cortes de índice resistivo, incluyendo enfermedad oclusiva venosa cavernosa leve-81,6 a 94,0, enfermedad moderada-72,6 a 81,5 y enfermedad grave-59,5 a 72,5. Utilizando estos 3 grupos, para las tasas de fracaso de inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (p = 0,017) y los resultados del SHIM (Cuestionario de Salud Sexual para Hombres) (1 a 10 vs 11 a 20, p = 0,030) existieron diferencias estadísticamente significativas para la enfermedad oclusiva venosa cavernosa leve, moderada y severa. En relación a la satisfacción del tratamiento también existieron diferencias estadísticamente significativas. La colocación de prótesis de pene fue más común entre pacientes con disfunción eréctil y enfermedad oclusiva venosa cavernosa más severa.

CONCLUSIONES:

Nuestro análisis retrospectivo apoya una correlación entre la tasa de fracaso del inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 5, la puntuación del cuestionario SHIM y la tasa de intervención quirúrgica utilizando valores del índice resistencia. Nuestros datos sugieren además que una clasificación de la enfermedad venosa oclusiva cavernosa basada en la evidencia por ecografía Doppler color es posible y puede seleccionar a los pacientes para la colocación de una prótesis de pene.

Copyright © 2016 American Urological Association Educación e Investigación, Inc.

Publicado por Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

PALABRAS CLAVE:

Impotencia, vasculogénico; pene; Inhibidores de la fosfodiesterasa 5; Fracaso del tratamiento; Ultrasonografía, Doppler, color

PMID: 27164516

Comentario editorial: La etiología de la DE puede clasificarse en causas psicógenas, neurogénicas, hormonales y / o vasculogénicas. La DE vasculogénica representa entre el 60% y el 80% de todos los casos y puede subclasificarse en insuficiencia arterial, enfermedad venosa oclusiva cavernosa o una combinación de ambas. En este destacable trabajo sus autores intentan proporcionar y justificar clínicamente una nueva clasificación, basada en la evidencia, de la enfermedad venosa oclusiva cavernosa en leve, moderada y severa. Recalcan que el análisis de la ecografía Doppler color puede distinguir con precisión la arteriogénesis de la enfermedad venooclusiva, requiriendo menos tiempo y menos equipo especializado que la cavernosometría y cavernosografía. Según los resultados que presentan existiría una correlación entre la tasa de fracaso del iPDE 5, la puntuación del SHIM y la tasa de intervención quirúrgica, protésica utilizando valores del índice resistencia. Entre las limitaciones del presente estudio destaca que ninguno de los hallazgos Doppler se confirmaron con cavernosografía y cavernosometría.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

J Sex Med. 2016 Nov; 13 (11): 1579-1617

Trost LW1, Munarriz R2, Wang R3, Morey A4, Levine L5.

Información del autor

1 Departamento de Urología, Mayo Clinic, Rochester, MN, EUA. Dirección electrónica: Trost.Landon@mayo.edu.

2Centro de Medicina Sexual, Departamento de Urología, Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, Boston, MA, EE.UU.

Departamento de Urología de la Universidad de Texas-Houston Medical School, Houston, TX, EE.UU.

4 Departamento de Urología, Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas, TX, EE.UU.

5 Departamento de Urología, Rush University Medical Center, Chicago, IL, EE.UU.

Resumen

INTRODUCCIÓN:

El campo de la medicina sexual está avanzando continuamente, con nuevos resultados publicados. Dada la rápida evolución, son esenciales las guías de práctica clínica actualizadas para informar a los clínicos sobre las mejores prácticas.

OBJETIVO:

Resumir la literatura actual y proporcionar directrices clínicas sobre las terapias de tracción del pene, dispositivos de vacío para la erección y la revascularización del pene.

MÉTODOS:

Se celebró un panel de consenso con los principales expertos en medicina sexual durante el “International Consultation on Sexual Medicine (ICSM) de 2015”. Se revisó la literatura relevante y se calificó en base a los criterios de Oxford para desarrollar guías basadas en la evidencia y declaraciones de consenso.

LAS PRINCIPALES MEDIDAS:

El desarrollo de guías clínicamente relevantes.

RESULTADOS:

La terapia de tracción del pene es un tratamiento viable para mejorar de forma modesta la longitud del pene como opción primaria, antes de la colocación de una prótesis de pene en hombres con pene de longitud corta o después de la cirugía para la enfermedad de Peyronie. También podría tener un papel en la fase aguda de la enfermedad de Peyronie, pero tiene resultados inconsistentes en la fase a largo plazo. Los dispositivos de vacío para la erección son eficaces para crear una erección satisfactoria para el coito, incluso en poblaciones difíciles de tratar. También pueden ser utilizados en post-prostatectomía para mantener la longitud del pene, pero existe poca evidencia para su uso como terapia de rehabilitación. En disfunción eréctil vasculogénica, los hombres con sospecha de insuficiencia arterial pueden ser evaluados con ecografía Doppler peneana y angiografía confirmatoria. Los procedimientos de revascularización del pene han demostrado consistentemente beneficios en poblaciones de pacientes muy seccionados; sin embargo, existen datos poco adecuados para sugerir la superioridad de alguna técnica. Los hombres con factores de riesgo vascular son probablemente malos candidatos para la revascularización del pene, aunque la disfunción veno-oclusiva y la edad son menos significativas. Las terapias para el tratamiento de la disfunción veno-oclusiva primaria no se recomiendan y deben reservarse para los ensayos clínicos.

CONCLUSIONES:

Desde la anterior reunión del ICSM, se han producido múltiples desarrollos en dispositivos mecánicos externos y revascularización peneana para el tratamiento de la disfunción eréctil y sexual. Los especialistas en medicina sexual son alentados a revisar e incorporar aquellas recomendaciones aplicables a su práctica clínica.

Copyright © 2016 Sociedad Internacional de Medicina Sexual. Publicado por Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

PALABRAS CLAVE:

Anastomosis; Insuficiencia Arterial; Derivación; Microcirugía; Vacío; Disfunción Veno-Oclusiva

PMID: 27770853

Comentario editorial: En este interesante informe se proporcionan recomendaciones basadas en la evidencia actual sobre terapias de tracción del pene (TTP), dispositivos de vacío para la erección (DVE) y la cirugía vascular peneana. De entre todas, podemos destacar las siguientes; la TTP puede corregir la curvatura peneana en los hombres que se presentan Enfermedad de Peyronie (EP) en su fase aguda (NE 2, GR C). El DVE es eficaz a la hora de conseguir una erección satisfactoria para las relaciones sexuales, incluso en población difícil de tratar, como diabéticos, lesionados medulares y después de prostatectomía radical (NE 2; GR B). Los hombres con disfunción eréctil menores de 55 años con DE recién adquirida por enfermedad arterial oclusiva focal, en ausencia de otros factores de riesgo cardiovasculares, pueden ser candidatos a procedimientos de revascularización del pene (NE 3, GR C). No se recomienda la cirugía venosa o embolización para el tratamiento de la disfunción veno-oclusiva (NE 4, GR C).

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

J Sex Med. 2016 Nov 15.

El antagonista del receptor α1A-Adrenérgico mejora las respuestas eréctil y cavernosa en ratas con lesión nerviosa cavernosa y mejora la respuesta neurogénica en el cuerpo cavernoso humano de pacientes con disfunción eréctil secundaria a prostatectomía radical.

Martínez-Salamanca JI1, La Fuente JM2, Martínez-Salamanca E3, Fernández A3, Pepe-Cardoso AJ4, Louro N2, Carballido J1, Angulo J5.

Información del autor

1Servicio de Urología, Hospital Universitario Puerta de Hierro, Madrid, España.

2Serviço de Urologia, Hospital Santo Antonio, Oporto, Portugal.

3Servicio de Histología-Investigación, Unidad de Investigación Cardiovascular (IRYCIS / UFV), Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria, Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, España.

4Serviço de Urologia. Hospital Fernando da Fonseca, Amadora-Sintra, Portugal.

5Servicio de Histología-Investigación, Unidad de Investigación Cardiovascular (IRYCIS / UFV), Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria, Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, España. Dirección electrónica: javier.angulo@hrc.es.

Resumen

INTRODUCCIÓN:

La lesión nerviosa cavernosa (LNC) en ratas y la prostatectomía radical (PR) en los hombres producen pérdida de la función nitrérgica y aumento de las contracciones adrenérgico-neurogénicas del tejido cavernoso.

OBJETIVO:

Evaluar la modulación del sistema α-adrenérgico como una estrategia para aliviar la disfunción eréctil (DE) y las alteraciones funcionales cavernosas inducidas por la LNC.

MÉTODOS:

Se administró por vía oral un α-bloqueante no selectivo (fentolamina 1 mg / kg al día), un α1A-bloqueante selectivo (silodosina [SILOD] 0,1 mg / kg diarios) 4 semanas después del aplastamiento bilateral LNC (LNCB). Se evaluaron las respuestas eréctil y neurogénica del cuerpo cavernoso (CC). Los efectos agudos de la SILOD también se evaluaron in vivo (0,03 mg / kg intravenosamente) y ex vivo (10 nmol / l). Los efectos de la SILOD y del tadalafil (TAD) en la relajación nitrérgica se determinaron en CC humano de pacientes con DE de etiología vascular o DE secundaria a PR.

LAS PRINCIPALES MEDIDAS:

Respuestas eréctiles in vivo en ratas y contracciones neurogénicas y relajaciones de CC de rata y humano.

RESULTADOS:

El tratamiento a largo plazo con SILOD mejoró significativamente las respuestas eréctiles y permitió la potenciación de las respuestas eréctiles mediante el tratamiento agudo con TAD (0,3 mg / kg por vía intravenosa) en ratas con LNCB. La SILOD recuperó parcialmente las relajaciones nitrérgicas y normalizó las contracciones neurogénicas en CC de ratas con LNCB. El tratamiento a largo plazo con SILOD previno parcialmente las disminuciones inducidas por la LNCB en la expresión de la sintetasa de óxido nítrico neuronal. La administración aguda de SILOD (0,03 mg / kg por vía intravenosa) mejoró las respuestas eréctiles in vivo, potenció la relajación nitrérgica y disminuyó las contracciones neurogénicas ex vivo en CC de ratas con LNCB. En el CC humano de pacientes con DE de etiología vascular, TAD (30 nmol / L), SILOD (10 nmol / L) o su combinación aumentaron las relajaciones nitrérgicas. La potencialización por TAD se perdió en el CC humano de pacientes con DE después de PR pero se recuperó después de un tratamiento con SILOD.

CONCLUSIÓN:

La modulación α-adrenérgica, especialmente el bloqueo α1A selectivo, mejora las funciones eréctil y cavernosa después de la LNCB. La modulación del sistema adrenérgico, principalmente en las estrategias de combinación, podría tener un papel en el manejo de la DE después de PR.

Copyright © 2016 Sociedad Internacional de Medicina Sexual. Publicado por Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

PALABRAS CLAVE:

Lesión del nervio cavernoso; Disfunción eréctil; Relajación neurogénica; Prostatectomía; Rata y cuerpo cavernoso humano; Silodosina; Tadalafil; Fosfodiesterasa Tipo 5; Receptor \ alpha - Adrenérgico

PMID: 27864032

Comentario editorial: En los últimos años se han ido adoptando variaciones quirúrgicas para la prostatectomía radical (PR) destinadas a preservar los nervios cavernosos (NC). La PR es el tratamiento de referencia para el cáncer de próstata (CaP) órgano-confinado en pacientes con una esperanza de vida de al menos 10 años. Sin embargo, a menudo causa disfunción eréctil (DE) que se suele atribuir a la lesión de los NC. Está descrito que las respuestas contráctiles neurogénicas (adrenérgicas) aumentan en el cuerpo cavernoso (CC) de las ratas después de la lesión de los NC (LNC) y en los tejidos cavernosos de los hombres con DE-PR. Además parece que la combinación de antagonistas a1-adrenérgicos con inhibidores de PDE5 da como resultado una eficacia aumentada en comparación con la administración separada para modular las respuestas contráctiles neurogénicas en la vejiga y la próstata humanas. El objetivo de este interesante trabajo fue evaluar la modulación del sistema α-adrenérgico como una estrategia para contrarrestar el desequilibrio del control neurogénico del tono cavernoso y mejorar la función eréctil después de la LNC. En este sentido, los autores encontraron que la silodosina era eficaz para potenciar el efecto terapéutico del inhibidor de la PDE5, el tadalafilo, en las relajaciones neurogénicas de CC de pacientes con DE-PR y en respuestas eréctiles en ratas con LNC, lo que abriría la puerta a una nueva estrategia terapéutica para el manejo de estos pacientes.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

J Urol. 2016 Mar; 195 (3): 694-8.

Bruto MS1, Phillips EA2, Balen A2, Eid JF3, Yang C4, R4 Simon, Martínez D4, Carrion R4, Perito P5, Levine L6, Greenfield J7, Munarriz R2

Información del autor

1Boston University Medical Center, Boston, Massachusetts. Electronic address: martin.s.gross@gmail.com.

2Boston University Medical Center, Boston, Massachusetts.

3Advanced Urological Care, New York, New York.

4USF Morsani College of Medicine, Tampa.

5Perito Urology, Coral Gables, Florida.

6Rush Medical College, Chicago, Illinois.

7Urology Associates of North Texas, Arlington, Texas.

Resumen

PROPÓSITO:

Desde su introducción en 1996 el salvataje Mulcahy ha mejorado significativamente los resultados de la retirada y sustitución de las prótesis de pene hidráulicas infectadas. Los datos de seguimiento a largo plazo del procedimiento de salvataje de Mulcahy muestran una tasa libre de infección de 82%. Se realizó un análisis retrospectivo multicéntrico de la técnica de salvataje con implante maleable para evaluar los resultados de la infección y la posibilidad de conversión del dispositivo maleable de nuevo a una prótesis de pene hidráulica.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Se trata de un estudio multicéntrico retrospectivo, exento de un comité de revisión institucional, de 58 pacientes que se sometieron al procedimiento de salvataje Mulcahy con la retirada de prótesis de pene hidráulica y su sustitución por prótesis maleable. Se revisaron ​​extensamente las notas y gráficas quirúrgicas de los pacientes para recopilar los datos del estudio.

RESULTADOS:

Entre 2002 y 2014 un total de 58 pacientes fueron sometidos a extracción de una prótesis de pene hidráulica infectada y su sustitución por una prótesis maleable mediante procedimiento de salvataje de Mulcahy. De estos, 54 pacientes (93%), se han mantenido libres de infección después de la intervención. La edad promedio de los pacientes fue de 56,4 años y el tiempo quirúrgico promedio fue de 148 minutos. El seguimiento postoperatorio (hasta mayo de 2015) osciló entre 1 mes y 84 meses. De los 54 pacientes, 37 mantienen la prótesis maleable y 17 (31%) fueron sometidos posteriormente a la sustitución por una prótesis de pene hidráulica. Esto se produjo a los 6, meses de media después del salvataje. Cuatro pacientes tuvieron infección persistente después del salvataje con la prótesis maleable y se sometieron a la explantación.

CONCLUSIONES:

Este análisis retrospectivo de procedimiento de salvataje de Mulcahy y sustitución de prótesis de pene hidráulica por prótesis maleable, muestra una alta tasa libre de infección. Además, 17 de los 54 pacientes que permanecieron libres de infección fueron capaces de superar con éxito la posterior retirada de la prótesis maleable y su sustitución por una prótesis de pene hidráulica. Se necesitan más estudios prospectivos para comparar rescate con maleable vs prótesis de pene hidráulica.

PALABRAS CLAVE:

disfunción eréctil; infección; prótesis de pene; terapia de rescate

PMID: 26343986

Comentario editorial: Los avances en la técnica y el diseño de los materiales protésicos han mejorado la prevención de la infección tras el implante de una prótesis de pene, sin embargo continua siendo uno de los acontecimientos más temidos por pacientes y cirujanos. Históricamente las prótesis de pene infectadas se explantaban y se retrasaba un nuevo implante durante meses. En 1996 Mulcahy introdujo su técnica de salvataje que permitia implantar la nueva prótesis hidráulica de forma inmediata disminuyendo la fibrosis y el acortamiento peneano secundarios. Los autores de este trabajo presentan una modificación consistente en implantar una prótesis maleable (ya sea de forma definitiva o como paso previo a una nueva colocación de una prótesis hidráulica), y evitar dejar material protésico en zona escrotal, con idea de aumentar la tasa libre de infección y mantener el tamaño de los cuerpos cavernosos.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

J Sex Med. 2015 Nov; 12 Suppl 7: 456-61.

Stember DS1, Kohler TS2, Morey AF3.

Información del autor

1Urología, Escuela de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí, Nueva York, NY, EE.UU..

2Urología, Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de Illinois, Springfield, IL, EE.UU.

3Urología, UT Southwestern Medical Center, Dallas, TX, EE.UU..

Resumen

INTRODUCCIÓN:

La extrusión distal de los cilindros de la prótesis de pene es un problema que se asocia con dolor y erosión inminente a través de la piel del pene. La extrusión distal y otras perforaciones, incluyendo la crural y uretral, son manifestaciones de las lesiones de la túnica albugínea que empeoran los resultados clínicos y la satisfacción del paciente.

OBJETIVO:

Se presenta una descripción del artículo de referencia del Dr. John Mulcahy para el manejo de la extrusión lateral además de una discusión de técnicas para el manejo de otros tipos de perforaciones asociadas con los implantes de pene.

MÉTODOS:

Se revisa y critica el artículo original del Dr. Mulcahy. Se discuten los métodos quirúrgicos para tratar las perforaciones.

MEDIDAS PRINCIPALES DE RESULTADO:

Las principales medidas de resultado utilizadas fueron la revisión del artículo original, los artículos subsiguientes, y el comentario del Dr. Mulcahy.

RESULTADOS:

Es necesario el conocimiento de las técnicas para el manejo de las complicaciones intraoperatoria y postoperatorias relacionadas con la perforación de la túnica para todo cirujano implantador.

CONCLUSIONES:

Las perforaciones son complicaciones no infecciosas de la cirugía de prótesis de pene que suponen un gran desafío. Es esencial estar familiarizado con las técnicas para solucionar estos problemas garantizando unos buenos resultados y la satisfacción del paciente.

PALABRAS CLAVE:

Perforación crural; Extrusión distal; disfunción eréctil; extrusión lateral; Prótesis de pene; Complicación quirúrgica

PMID: 26565577

Comentario editorial: Tanto la perforación intraoperatoria como la extrusión posterior son complicaciones que suponen un importante reto para el cirujano implantador. Aunque no se presentan con elevada frecuencia, cuando lo hacen, pueden implicar consecuencias nefastas si no son manejadas de forma adecuada. Destacamos este artículo en el que tomando de base el original de Mulcahy para el manejo de la extrusión lateral se resumen distintas opciones quirúrgicas para tratar otro tipo de perforaciones.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

J Sex Med. 2015 Nov; 12 Suppl 7: 415-21.

Pastuszak AW1,2, Lentz AC3, Farooq A4, Jones L5, Bella AJ6.

Información del autor

1Centro de Medicina Reproductiva, Baylor College of Medicine, Houston, TX, EE.UU..

2Scott Departamento de Urología, Baylor College of Medicine, Houston, TX, EE.UU..

3Division de Cirugía Urológica, Duke University Medical Center, Durham, Carolina del Norte, EE.UU..

4Departamento de Urología, Loyola University Medical Center, Maywood, IL, EE.UU..

5Urology San Antonio, San Antonio, TX, EE.UU..

6Division de Urología, Universidad de Ottawa, Ottawa, Canadá.

Resumen

INTRODUCCIÓN:

La llegada de la prótesis de pene revolucionó el tratamiento de la disfunción eréctil (DE), lo que llevó a una eficacia del tratamiento casi completa y a altas tasas de satisfacción del paciente. Aunque varios tipos de prótesis de pene están disponibles, la prótesis de pene inflable (PPI) es el dispositivo más comúnmente utilizado en los Estados Unidos.

OBJETIVOS:

Describir las principales modificaciones de las PPI introducidos por los dos principales fabricantes -American Medical Systems (AMS) y Coloplast- desde la invención de la PPI, y relacionar estos cambios con las mejoras en la función de prótesis y la evolución de los pacientes en base a la literatura disponible.

MÉTODOS:

Revisión y evaluación de la literatura entre 1973 y el presente, en la que se describen el diseño de PPI y la influencia de estas modificaciones en la duración de las PPI y los factores relacionados con el paciente.

PRINCIPALES MEDIDAS DE RESULTADO:

Los datos que describen el impacto de las mejoras del diseño de las PPI de tres componentes en la función del dispositivo, su durabilidad y los resultados del paciente.

RESULTADOS:

Hubo mejoras progresivas en la tecnología de las PPI de los dos principales fabricantes no sólo sobre la durabilidad de la prótesis, sino también en los resultados del paciente, con un menor número de fallos del dispositivo y tasas de infección más bajas. Entre las notables mejoras se incluyen la incorporación de tubos resistentes al retorcimiento, cambios en el tejido o la utilización de recubrimientos resistentes a las infecciones en las capas de los cilindros, y modificaciones en la bomba y los tubos de conexión, la adición de tips extensores, y la incorporación de las válvulas de bloqueo para evitar autoinflado.

CONCLUSIONES:

Numerosas modificaciones graduales en el diseño de las PPI de los dos principales fabricantes desde su invención, han aumentado su durabilidad y han mejorado los resultados en los pacientes.

PALABRAS CLAVE:

Recubrimiento de antibióticos; Prótesis de pene hidráulica; Tubo resistente al retorcimiento; Válvula de bloqueo; Tip Extensor

PMID: 26565568

Comentario editorial: Recomendamos esta interesante revisión de las principales mejoras en el diseño y el impacto que han supuesto en los resultados obtenidos con las protesis de pene hidráulicas desde que se introdujeran estos dispositivos hace unos 40 años. Afortunadamente la relación en las últimas décadas entre los cirujanos protésicos y las principales empresas fabricantes (AMS y Coloplast) ha permitido un importante progreso en este campo.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

Özgür Haki Yüksel a, Özge Gülsüm Memetoğlu b, Ahmet Ürkmez a, Ilknur Aktaş b, Ayhan Verit a

Rev Int Androl.2015;13:120-4

OBJETIVO:

Comparar el efecto de los inhibidores de fosfodiesterasa y la actividad física en monoterapia en pacientes con disfunción eréctil (DE).

MATERIALES Y METODOS:

El estudio prospectivo incluyó a un total de 60 pacientes con rendimiento cardiopulmonar satisfactorio que acudieron a clínicas ambulatorias de Urología y Terapia y Rehabilitación física. En el estudio, se fijó un programa de ejercicios aeróbicos vigorosos de seis semanas de duración para 30 pacientes, a poner en práctica durante 75 minutos al día, tres días a la semana. Los otros 30 pacientes fueron tratados solo con una forma oral de un inhibidor de fosfodiesterasa. Todos los pacientes completaron los formularios del Índice internacional de función eréctil (IIEF) y calidad de vida (SF-36) antes y después del tratamiento.

RESULTADOS:

La mediana de edad de los pacientes fue de 55,63 ± 12,93 años con un índice de masa corporal de entre 18,99 y 35,86 Kg/m2. Se observó un aumento significativo desde el punto de vista estadístico para las puntuaciones de IIEF-5 y SF-36, en ambos grupos, tanto el de actividad física como el de tratamiento médico. Sin embargo, en el grupo de tratamiento médico, la variación después del tratamiento de las puntuaciones mentales de IIEF-5 y SF-36 fue significativamente mayor que en el grupo de actividad física. El aumento de las puntuaciones SF-36 físicas en el grupo de actividad física fue más pronunciado, sin ninguna diferencia estadísticamente significativa entre grupos.

CONCLUSION:

Las nuevas evidencias indican que la actividad física tiene un efecto positivo en la mejora de múltiples factores en varones con disfunción eréctil, tales como cambios en la composición corporal, función física, riesgo de enfermedades comórbidas, depresión, calidad de vida y aumento de oxigenación pélvica y flujo sanguíneo peniano y, por tanto, antes o durante el tratamiento con un inhibidor de fosfodiesterasa, debería recomendarse actividad física a todos los pacientes con DE.

COMENTARIOS:

Estudio prospectivo randomizado comparando ejercicio físico (3 sesiones semanales de 75 minutos) vs IPDE-5 durante 6 semanas en 60 hombres randomizados 1:1. En ambos grupos se obtuvo una mejoría significativa de función eréctil (IIEF-5) y calidad de vida (SF-36) antes y después del tratamiento. La mejoría del IIEF-5 fue mayor en el grupo tratado con IPDE-5, mientras que la mejoría en calidad de vida obtuvo mejoría más relevante en el grupo sometido a ejercicio físico.

Dr Eduardo García Cruz

Hospital Clínic de Barcelona

@drgarciacruz

Shin YS, Zhao C, Zhang LT, Park JK.
World J Mens Health. 2015 Aug;33(2):62-72. doi: 10.5534/wjmh.2015.33.2.62. Epub 2015 Aug 19.

La disfunción eréctil (DE) es una de las enfermedades más frecuentes en hombres de avanzada edad. A pesar de que diversos estudios previos han revelado que los inhibidores de fosfodiesterasa tipo 5 (I-PDE5) son muy eficaces para el tratamiento de DE, en la actualidad muchos investigadores intentan identificar agentes terapéuticos provenientes de fuentes naturales con efectos comparables o mejores que I-PDE5. Se cree que la medicina natural a base de hierbas es ventajosa por ser natural; además, no solo trata síntomas aislados, sino que también mantiene el bienestar general. Asimismo, desde que las recién creadas bibliotecas de compuestos químicos han limitado la diversidad estructural con respecto a los agentes farmacéuticos, se está prestando más atención a la capacidad de las hierbas orientales para mejorar la salud física, incluida la función sexual. En este documento revisamos el estado actual de los estudios clínicos y preclínicos de la aplicación de hierbas orientales a la medicina sexual realizados en Corea.

COMENTARIOS:

A pesar de que los IPDE-5 son muy eficaces y seguros a la hora de optimizar la función eréctil, existe una amplia investigación para intentar avanzar en el conocimiento de productos naturales con efectos similares. Los productos naturales son considerados generalmente una solución ideal puesto que no solo tratan el síntoma sino que optimizan la salud general.

Dr Eduardo García Cruz

Hospital Clínic de Barcelona

@drgarciacruz

Ramirez CE, Hui N, Yu C, Gamboa JL, Luther JM, Brown NJ, Shibao CA.

J Clin Endocrinol Metab. 2015 Nov 18:jc20153415. [disponible en formato electrónico]

CONTEXTO:

Sildenafilo aumenta la sensibilidad a insulina en ratones. En humanos, la inhibición de fosfodiesterasa 5 mejora el índice de disposición; sin embargo, no se ha dilucidado el mecanismo de este efecto y puede depender de la duración. Además, el aumento de GMP cíclico sin aumentar el óxido nítrico puede tener efectos beneficiosos en el equilibrio fibrinolítico.

OBJETIVO:

El objetivo consistió en probar la hipótesis de que la inhibición crónica de fosfodiesterasa 5 con sildenafilo mejora la sensibilidad a insulina y la secreción de insulina sin disminuir la función fibrinolítica.

DISEÑO:

Estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo.

ÁMBITO:

Este ensayo se llevó a cabo en el centro de investigación Vanderbilt Clinical Research Center.

PARTICIPANTES:

Los participantes fueron sujetos con sobrepeso y prediabetes.

INTERVENCIONES:

Se aleatorizó a los sujetos a tratamiento con sildenafilo 25 mg tres veces al día o placebo durante tres meses. Los sujetos se sometieron a pinzamiento hiperglucémico antes y después del tratamiento.

VARIABLES PRINCIPALES:

Los resultados principales del estudio fueron sensibilidad a insulina y secreción de insulina estimulada por glucosa.

RESULTADO:

Veintiún sujetos completaron cada brazo terapéutico. Después de tres meses, el índice de sensibilidad a insulina en el grupo de sildenafilo fue significativamente mayor que en el grupo placebo, con 1,84 mg/kg/min por cada μ U/ml∗100 (intervalo de confianza al 95%, 0,01 a 3,67 mg/kg/min μ U/ml∗100; P=0,049), después de ajustar según índice de sensibilidad a insulina e índice de masa corporal al inicio del estudio. Por el contrario, no se observó ningún efecto causado por el tratamiento de tres meses con sildenafilo en secreción de insulina estimulada por glucosa de fase aguda o tardía (P > 0,30). Sildenafilo disminuyó el inhibidor-1 del activador plasminógeno (P = 0,01), sin alterar el activador tisular plasminógeno. Al contrario que con placebo, sildenafilo también disminuyó la proporción entre albúmina y creatinina en orina de 12,67 ± 14,67 a 6,84 ± 4,86 μ g/mg de Cr. Este efecto persistió tres meses después de la retirada de sildenafilo.

CONCLUSIONES:

La inhibición de fosfodiesterasa 5 durante tres meses aumenta la sensibilidad a insulina y mejora los marcadores de la función endotelial.

COMENTARIO:

Estudio prospectivo randomizado con dos brazos de 21 sujetos (sildenafil 25mg c/8h vs placebo) en personas con sobrepeso y prediabetes. Se determinó la sensibilidad a la insulina y la secreción de insulina estimulada por glucosa.

Tras tres meses de tratamiento la sensibilidad a la insulina fue mayor en el grupo de sildenafilo (1.84 mg/kg/min por μ U/mL∗100 (IC 95%, 0.01 a 3.67 mg/kg/min por μ U/mL∗100; P = .049)). No existió diferencia a los tres meses en secreción de insulina en respuesta a glucosa. El efecto persistió tras tres meses de discontinuar el tratamiento.

Dr Eduardo García Cruz

Hospital Clínic de Barcelona

@drgarciacruz

1,2,3 C.-H. Liao, 2,3 Y.-N. Wu, 4 Y.-H. Lin, 3 R.-F. Syu Huang, 5 S.-P. Liu and

1,2,3,4 H.-S. Chiang.

1Division of Urology, Department of Surgery, Cathay General Hospital, 2School of Medicine,

3PhD Program in Nutrition & Food Science, 4Graduate Institute of Basic Medicine, Fu Jen Catholic

University, New Taipei City, and 5Department of Urology, National Taiwan University Hospital,

Taipei, Taiwan

RESUMEN:

Las células progenitoras endoteliales (CPEs) son células endoteliales que derivan de la médula ósea capaces de circular, proliferar, y diferenciarse a células endoteliales maduras. Las CPEs circulantes pueden ser directamente reclutadas en los lugares dañados, acelerando la reparación o endotelización de esos tejidos. Este artículo investiga el efecto de la inyección intracavernosa de CPEs dentro del cuerpo cavernoso de ratas con disfunción eréctil secundaria a lesión del nervio cavernoso. De forma general, 24 ratas del tipo Sprague-Dawley fueron aleatorizadas en tres grupos: cirugía simulada, vehículo solo, o tratamiento con CPEs. A las ratas del grupo tratamiento y del grupo vehículo se les provocó un daño nervioso bilateral antes de la inyección con CPEs o vehículo. Cuatro semanas tras la cirugía, la función eréctil fue medida mediante la presión intracavernosa máxima (PIM), el cambio en la PIM, el área bajo la curva PIM, y el cambio de la relación entre la PIM y la presión arterial media (PAM, ΔPIM/PAM). El tejido peneano fue analizado histomorfológicamente en busca de la expresión de la óxido nítrico sintetasa neural (nNOS), el neurofilamento 1 (NF-1), el factor de von Willebrand (vWF), la NOS endotelial (eNOS), y la cantidad de células musculares lisas. La PIM máxima y otros parámetros funcionales de la función eréctil se encontraban significativamente reducidos en el grupo de vehículo sólo, en comparación con el grupo de la cirugía simulada y de tratamiento (todos p<0.001). El contenido de células musculares lisas se encontraba disminuido en el grupo del vehículo solo frente a los otros dos grupos (ambos p<0.001). La expresión de vWF y eNOS en la arteria dorsal era significativamente superior en el grupo tratamiento frente al grupo de vehículo solo (p<0.05). En conclusión el tratamiento con CPEs restableció la función eréctil en un modelo murino de daño bilateral nervioso mediante el reclutamiento de CPEs a través de la arteria dorsal preservando las células musculares lisas en el cuerpo cavernoso. Estos hallazgos muestra el potencial terapéutico de las CPEs para el tratamiento de la disfunción eréctil en humanos.

PALABRAS CLAVE:

Nervio cavernoso bilateral, células progenitoras endoteliales, disfunción eréctil.

PMID: 26311341

Comentario del editor:

Pese a tratarse de un trabajo de investigación en animales, este artículo muestra el potencial en el campo de la andrología de una técnica que ya ha dado resultados en patologías muy variadas. La posibilidad de utilizar células progenitoras endoteliales para restablecer el tejido del cuerpo cavernoso dañado por un daño vascular crónico o neurológico, abre un campo terapéutico cuyos límites sólo podrá ser establecidos en un futuro todavía algo lejano.

Borja García Gómez.

Médico Adjunto Unidad de Andrología, Servicio de Urología.

Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid.

borjagarciagomez@gmail.com