Peyronie/alteraciones morfológicas del pene – Grupo de Andrología de la AEU Saltar al contenido

J Sex Med. 2017 Nov; 14 (11): 1430-1437.
Ralph DJ, Abdel Raheem A, Liu G. ...continúa leyendo "Tratamiento de la enfermedad de Peyronie con colagenasa de clostridium histolyticum y terapia de vacío: estudio piloto abierto aleatorizado"

World J Mens Health 2018 January 36(1): 66-72

Ho Song Yu, Jinju Park, Hyun-Suk Lee, Su A Park, Dong-Weon Lee, Kwangsung Park
Servicio de Urología, Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Chonnam, Centro de Investigación de Medicina Sexual, Gwangju, Korea.
División de Investigación de Nano Convergence and Manufacturing Systems, Korea Institute of Machinery and Materials (KIMM), Daejeon, Korea.
MEMS and Nanotechnoly Laboratory, Escuela de Ingeniería de Sistemas Mecánicos, Universidad Nacional de Chonnam, Gwangju, Korea.

...continúa leyendo "Estudio de factibilidad de una matriz de policaprolactona fabricada mediante impresión en tres dimensiones para la ingeniería tisular de la túnica albugínea"

Andrology 2018, 6, 117-126.

B Garcia-Gomez, D Ralph, L Levine, I Moncada-Iribarren, R Djinovic, M Albersen, E Garcia-Cruz y J Romero-Otero.
Servicio de Urología, Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España.
Departamento de Urología y Andrología, University College Hospital, Londres, Reino Unido.
Departamento de Urología, Rush University, Chicago, IL, EEUU.
Servicio de Urología, Hospital Universitario La Zarzuela, Madrid, España.
Fundación Sava Perovic, Belgrado, Serbia.
Departamento de Urología, Hospital Universitario de Leuven, Leuven, Bélgica.
REISHO y Hospital Universitario Cliníc de Barcelona, Barcelona, España.

...continúa leyendo "Parches para la enfermedad de Peyronie: una revisión exhaustiva"

World J Mens Health 2017 December 35(3): 134-145

Andrew T Gabrielson, Laith M Alzweri, Wayne JG Hellstrom
Servicio de Urología, Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, LA, EEUU.

...continúa leyendo "Colagenasa del Clostridium Histolyticum en el tratamiento de la enfermedad de Peyronie: revisión de una opción de tratamiento mínimamente invasiva"

Andrology 2018; 6, 47-52.

M. Seveso, S. Melegari, O. De Francesco, A. Macchi, J. Romero Otero, G. Taverna and G. Bozzini

Servicio de Urología, Humanitas Mater Domini, Castellanza, Italia.
Facultad de Medicina y Cirugía, Universita degli Studi di Milano, Italia.
Servicio de Urología, Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España.

RESUMEN:
La enfermedad de Peyronie (EP) es una alteración adquirida del tejido conectivo de la túnica albugínea que produce fibrosis e inflamación y resulta en la formación de placas palpables, curvatura peneana y dolor con las erecciones. Los pacientes se quejan de efectos negativos en los principales ámbitos sexuales, como la apariencia y percepción de la imagen del pene, y la función sexual. El objetivo de este estudio fue evaluar los resultados de la plicatura de la túnica albugínea tras un largo periodo de tiempo. Se recogieron un total de 204 pacientes entre 1998 y 2006 con EP a los que se les realizó una corrección quirúrgica con técnicas de plicatura. Obtuvimos datos completo del seguimiento a largo plazo en 187 pacientes. Los datos del seguimiento incluyeron la evaluación de la corrección de la curvatura, acortamiento peneano, función sexual, complicaciones, y satisfacción del paciente. Tras un seguimiento medio de 141 meses, las complicaciones postoperatorias más frecuentes fueron: pérdida de longitud (150 pacientes tenían un acortamiento mínimo de ≤1.5cm, 37 pacientes entre 1.5-3cm, ninguno ≥3cm), curvatura peneana residual o recurrente (15 pacientes, sin interferencia en la actividad sexual), disfunción eréctil (15 pacientes tenían una puntuación en el IIEF-5 <10 a los 5 años de seguimiento vs 28 pacientes a los 10 años), cambios en la sensibilidad del pene (37 pacientes experimentaron parestesia del glande 1 año tras la cirugía, 28 a los 5 a los 5 años, y 15 a los 10 años); los puntos de sutura dolorosos o palpables (en 20 casos) se solucionaron espontáneamente a los 3 meses. De forma general, el 77% de los pacientes y sus parejas se encontraban completamente satisfechos con el resultado, el 14% parcialmente satisfecho, y el 9% insatisfecho. La plicatura es un procedimiento seguro y sencillo de realizar en comparación con la técnica tradicional de Nesbit. Tiene un menor tiempo quirúrgico, menores costes, y puede ser realizado igualmente por cirujanos menos experimentados. Tiene un riesgo mínimo de provocar disfunción eréctil de novo y de lesión de la bandeleta neurovascular. La satisfacción del paciente es buena en cuanto a los resultados anatómicos como funcionales.
PMID:
29195031

COMENTARIO DEL EDITOR:
Este trabajo analiza los resultados de una de las técnicas de acortamiento de la túnica albugínea que más se está realizando en los últimos años, en comparación con las más clásicas. Su interés radica, por un lado, en la amplia muestra de pacientes (204, 187 disponibles), y por otro, en el largo periodo de seguimiento (más de 10 años, de media), y se demuestra que se trata de un procedimiento con excelentes resultados funcionales y mínimas complicaciones asociadas. Entre las conclusiones, la que me parece más interesante es que estos resultados la convierten en una técnica factible de ser realizada por urólogos menos experimentados y en centros que no sean de referencia.

Borja García Gómez.
Médico Adjunto Unidad de Urología Reconstructiva, Servicio de Urología.
Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid.
borjagarciagomez@gmail.com

UROLOGY 104: 102–109, 2017.

Los dispositivos de tracción han sido evaluados en múltiples estudios como opción de tratamiento en la enfermedad de Peyronie. La inyección intraplaca de colagenasa de Clostridium histolyticum es otra opción de tratamiento aceptada. En el presente estudio se analiza la combinación del uso de ambos tratamientos en condiciones de práctica clínica real. Para ello se analizaron 51 pacientes que completaron los 4 ciclos de tratamiento con colagenasa y se dividieron en 2 grupos: 35 pacientes en el grupo de tracción mecánica (PPT+) y 16 pacientes en el grupo sin tracción mecánica (PPT-). El primer dato interesante es que los pacientes del grupo PPT+ utilizaron el dispositivo de tracción mecánica una media 1.2h diarias (6,75h semanales). Quizás éste sea uno de los puntos débiles de los dispositivos de tracción, la adherencia de los pacientes. En condiciones de estudios clínicos, los pacientes utilizan estos dispositivos una media de horas que no siempre son reproducibles en el medio real. Se precisa de una especial motivación para utilizar de forma intensiva estos tratamientos. En el estudio no se objetivan diferencias significativas en reducción de curvatura, capacidad de penetrar o prevención de la cirugía entre ambos grupos a estudio. Únicamente se identifica una mínima diferencia no significativa de longitud de pene, siendo de +0,4cm de media en el grupo PPT+ vs -0,35 en el grupo PPT-.

Josep Torremadé Barreda

Urólogo

Médico Adjunto. Hospital Universitari de Bellvitge

Director Instituto de Andrología y Sexualidad Masculina. Hospital Universitari Sagrat Cor

J Urol. 2017 Aug 198 (2): 274-280.

Sopko NA, Tuffaha SH, Lough D, Brandacher G, Lee WPA, Bivalacqua TJ, Redett RJ, Burnett AL.

Resumen

PROPÓSITO:

La reconstrucción de estructuras funcionales complejas se está realizando cada vez más con el alotransplante compuesto vascularizado. El transplante de pene es una nueva opción de tratamiento de alotransplante compuesto vascularizado para la pérdida severa del tejido peneano. Se han notificado tres trasplantes alogénicos de pene humano. Revisamos estos casos, así como las indicaciones del trasplante de pene, los modelos preclínicos y el tratamiento de inmunosupresión.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Realizamos una revisión bibliográfica exhaustiva para los años 1970 a 2016 a través de MEDLINE®, PubMed® y Google con las palabras clave "transplante de pene", "rechazo de pene", "reimplante de pene", "pérdida de tejido del pene" y "alotransplante compuesto vascularizado del pene". Se seleccionaron los artículos relevantes, incluyendo la investigación original, los exámenes y los informes de prensa no científicos, sobre la base de los contenidos, y se generó una revisión de esta literatura.

RESULTADOS:

Hasta la fecha se han realizado tres trasplantes de pene alogénicos humanos, de los cuales 1 se explantó 14 días después del trasplante. El segundo receptor refiere erecciones espontáneas naturales y haber fecundado a su pareja. Los 3 pacientes pudieron orinar espontáneamente a través de la uretra del injerto. La complejidad del trasplante se determina por la proximalidad de la anastomosis de la base del pene. Tejido pélvico adicional puede ser trasplantado en bloque, si es necesario.

CONCLUSIONES:

El trasplante de pene es un procedimiento técnicamente exigente con importantes implicaciones éticas y psicosociales que puede proporcionar reemplazo funcional y tisular, incluyendo derivación urinaria y erecciones naturales. No está claro cómo el rechazo y la inmunosupresión pueden afectar la función del injerto. Se necesitan mejores modelos y más investigación preclínica para comprender mejor y optimizar el trasplante de pene.

PALABRAS CLAVE:

Rechazo del injerto; pene; agenesia de pene; trasplante de tejido

PMID: 28286074

Comentario editorial: El alotrasplante vascularizado de tejidos compuestos es la transferencia de injertos que contienen varios tejidos (nervios, piel, músculo, hueso, y glándulas salivales...). Se utiliza cada vez más para reemplazar con éxito cara, manos o extremidades. No salvan al paciente pero pueden mejorar su calidad de vida. El transplante de pene ha sido añadido a esta lista. La combinación de tejidos y los diversos papeles funcionales del pene lo hacen único frente a los otros alotrasplantes de este tipo. Además, su naturaleza intensamente personal presenta nuevos desafíos éticos y psicosociales para la recepción y donación de tejidos peneanos. El objetivo de este trabajo es revisar los 3 casos de transplante de pene humano realizados hasta la fecha y las principales cuestiones relacionadas incluyendo indicaciones, abordajes quirúrgicos, inmunosupresión y modelos preclínicos.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

 

Andrology 2017 Julio; 5(4):771-775.

Favilla, G.I. Russo , A. Zucchi, G. Siracusa, S. Privitera, S. Cimino, M. Madonia, T. Cai, G. Cavallini, G. Liguori, G. D’Achille, M. Silvani, G. Franco, P. Verze, A. Palmieri, B. Torrisi, V. Mirone and G. Morgia

Sección de Urología, Servicio de Cirugía, Universidad de Catania, Catania, Italia; Servicio de Urología y Andrología, Univeridad de Perugia, Perugia, Italia; Servicio de Urología, Universidad de Sassari, Sassari, Italia; Unidad de Urología, Hospital Regional de Santa Chiara, Trento, Italia; Sección de Andrología Medicitalia, Centro de Consultas Externas de Ferrara, Ferrara, Italia; Unidad de Urología, Hospital de Cattinara, Trieste, Italia; Unidad de Urología, Hospital San Giacomo, Monopoli, Italia; Unidad de Urología, Hospital “degli Infermi”, Biella, Italia; Servicio de Urología, Universidad “La Sapienza”, Roma, Italia; Servicio de Urología, Universidad Federico II de Nápoles, Italia; Departamento de Estadística, Universidad de Catania, Catania, Italia.

RESUMEN:

Se han propuesto varios protocolos terapéuticos para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie. Entre ellos, el ácido hialurónico y el verapamilo han sido probados independientemente. El objetivo de este trabajo es comparar la eficacia de verapamilo intralesional frente al ácido hialurónico intralesional en pacientes con enfermedad de Peyronie en fase precoz. Se trata de un estudio multicéntrico, prospectivo, aleatorizado en dos brazos de tratamiento y doble ciego comparando el verapamilo frente al ácido hialurónico intralesional tras 12 semanas. Se eligieron varones sexualmente activos, mayores de 18 años con enfermedad de Peyronie en fase aguda. Los pacientes fueron aleatorizados mediante doble ciego a dos grupos (ratio 1:1): el grupo A recibió tratamiento con verapamilo intralesional (10mg en 5ml de suero salino fisiológico) semanalmente durante 12 semanas, mientras que el grupo B recibió tratamiento con ácido hialurónico intralesional (16mg/2ml de ácido hialurónico altamente purificado al 0.8%) semanalmente durante 12 semanas. El objetivo primario era el cambio en la curvatura de pene (grados) desde la etapa inicial hasta la semana 12. El objetivo secundario fue el cambio en el tamaño de la placa y en la puntuación del International Index of Erectile Function 5 (IIEF-5). La diferencia en el tamaño de la placa antes y después del tratamiento era de -1.36mm (DE ± 1.27) para el grupo A y de 1.8mm (DE ± 2.47) para el grupo B (p=NS). El IIEF-5 aumentó en 1.46 puntos (DE ± 2.18) en el grupo A y en 1.78 (DE ± 2.48) en el grupo B (p=NS). No se apreció ninguna diferencia en el grupo A en cuanto al grado de curvatura, mientras que en el grupo B disminuyó en 4.60º (DE ± 5.63) desde la etapa inicial (p < 0.001) y frente al grupo A. De acuerdo a los resultados del cuestionario PGI-I, encontramos una diferencia significativa en cuanto a la percepción de mejoría global del paciente (4.0 vs 2.0; p<0.05). Este estudio prospectivo, aleatorizado a dos brazos de tratamiento, doble ciego que compara el ácido hialurónico frente al verapamilo intralesional mostró una mayor eficacia del ácido hialurónico en cuanto a la reducción de la curvatura y en la puntuación del cuestionario PGI-I.

PMID: 28718527

COMENTARIO DEL EDITOR:

Actualmente carecemos de estrategias terapéuticas realmente eficaces en el tratamiento de la fase aguda de la enfermedad de Peyronie, aunque bien es cierto que recientemente hemos ampliado el arsenal terapéutico en la fase de estabilidad. Pese a las dudas metodológicas que pudieran surgir (no queda claro que se trate realmente de un doble ciego), este trabajo presenta un número significativo de pacientes (140, 70 por cada grupo, no especificado en el resumen) y compara la eficacia del ácido hialurónico frente al verapamilo, otro tratamiento previamente utilizado en este escenario clínico, aunque de resultados controvertidos. Aunque el mecanismo de acción de este fármaco en la fase aguda de la enfermedad es un misterio, haya cada vez más grupos evaluando su eficacia, y ya ha sido incluido en las guías europeas de este año como posible alternativa terapéutica para la fase aguda de la enfermedad.

Borja García Gómez.

Médico Adjunto Unidad de Urología Reconstructiva, Servicio de Urología.

Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid.

borjagarciagomez@gmail.com

UROLOGY 100: 125- 130, 2017

James Anaissie, Faysal A. Yafi, Kenneth J. DeLay, Elizabeth J. Traore, Suresh C. Sikka, and Wayne J. G. Hellstrom

Desde la aprobación de la colagenasa de clostridium en la enfermedad de Peyronie por parte de las agencias del medicamento europea y española, numerosos grupos han iniciado este tratamiento como parte de su práctica clínica. La mayor parte de grupos han realizado cambios en el protocolo propuesto en los estudios IMPRESS, adaptándolos según sus preferencias. Un aspecto discordante (y en algunos casos, limitante por su elevado precio) ha sido el número de ciclos a realizar. El siguiente artículo del grupo de Hellstrom analiza la eficacia de cada ciclo de colagenasa.

Se trata de la revisión retrospectiva de 77 pacientes con enfermedad de Peyronie tratados con colagenasa de clostriduim desde Abril 2014 hasta Marzo 2016. Un total de 41 pacientes completaron los 4 ciclos de tratamiento objetivando una mejoría en la curvatura media de 58.2º pretratamiento a 41º postratamiento. Los autores concluyen que el beneficio terapéutico disminuye a partir del 3er ciclo, no encontrando diferencias significativas a partir de este. Intentaron también determinar predictores de respuesta, y únicamente la respuesta del primer ciclo predice la respuesta al final del tratamiento. Los pacientes que conseguirán una reducción final de la curvatura >20º tienen una reducción mayor tras la primera inyección (-16.2º vs 5.8º).

Probablemente el protocolo propuesto en los estudios IMPRESS no se está utilizando en la mayor parte de centros, por su elevado coste y dificultad en su cumplimiento asistencial. Aparecen protocolos alternativos, con menor número de inyecciones, combinándolo con mecanismos de tracción y reportando resultados similares. Veremos cuál de ellos se impone finalmente.

Josep Torremadé Barreda

Urólogo

Médico Adjunto. Hospital Universitari de Bellvitge

Director Instituto de Andrología y Sexualidad Masculina. Hospital Universitari Sagrat Cor

 

Andrology. 2017 Mar;5(2):274-277.

  1. Anaissie, F. A. Yafi, E. J. Traore, S. C. Sikka y W. J. G. Hellstrom

Servicio de Urología, Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, USA.

Servicio de Urología, Universidad de California en Irving, California, USA.

RESUMEN:

La inyección intralesional de colagenasa del Clostridium Histolyticum (CCH) es un tratamiento mínimamente invasivo, aprobado por la Food and Drug Administration (FDA), y efectivo para la enfermedad de Peyronie (EP). Realizamos una revisión retrospectiva de las historias de todos los pacientes tratados con CCH para la EP entre el 04/2014 y el 03/2016 para evaluar la satisfacción de los pacientes y de sus parejas sexuales femeninas tras la terapia. Recogimos distintas variables incluyendo las demográficas, la función sexual antes y después del tratamiento, la curvatura peneana, los hallazgos vasculares peneanos, y los resultados del tratamiento. Los pacientes y sus parejas fueron contactados telefónicamente y cuestionados sobre su capacidad para mantener relaciones sexuales y su satisfacción con el tratamiento. Un total de 24 parejas respondieron al cuestionario y fueron el objeto de este análisis. La satisfacción con el tratamiento del paciente y la pareja fue del 67% y el 71% respectivamente. Los factores predictores significativos de satisfacción con el tratamiento de las parejas fueron el recuerdo de traumatismo peneano con las relaciones sexuales previas, la mejoría de la capacidad para mantener relaciones con el tratamiento, y la ausencia de hipoestesia en el glande tras el tratamiento. En conclusión, la CCH supone un beneficio significativo en la salud sexual de las parejas. La satisfacción de la pareja con el tratamiento se correlaciona con la mejoría de la capacidad para mantener relaciones sexuales y con la ausencia de hipoestesia en el glande del paciente.

PMID: 28187522

COMENTARIO EDITORIAL: Artículo sobre la colagenasa del Clostridium Histolyticum para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie, que evalúa la satisfacción tanto del paciente como de sus parejas. En el tratamiento de esta enfermedad, las distintas opciones terapéuticas, independientemente del éxito en la corrección de la curvatura, pueden provocar distintos efectos colaterales que condicionan la satisfacción global con el procedimiento independientemente de que el pene que recto o no; como pueden ser el acortamiento o estrechamiento peneano, la posibilidad de disfunción eréctil, las cicatrices inestéticas o la hipoestesia en el glande. Es por ello importante evaluar las distintas opciones terapéuticas desde una perspectiva más global, para que el paciente comprenda las distintas opciones y sea consciente de sus riesgos. Es por ello que, debido a la baja tasa de complicaciones importantes, la colagenasa se ha ido estableciendo como tratamiento de primera elección en determinados casos en enfermedad de Peyronie.

Borja García Gómez.

Médico Adjunto Unidad de Andrología, Servicio de Urología

Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid.

borjagarciagomez@gmail.com