Saltar al contenido

European Urology

Eur Urol. 2017 Dec; 72 (6): 1000-1011.
Corona G, Rastrelli G, Morgentaler A, Sforza A, Mannucci E, Maggi M.

...continúa leyendo "Metaanálisis de los resultados del tratamiento con testosterona sobre la función sexual según el índice internacional de función eréctil"

J Clin Endocrinol Metab, April 2017, 102(4):1161–1173

El hipogonadismo se define como la presencia de síntomas y signos de deficiencia androgénica asociados a unos valores plasmáticos de testosterona constantemente bajos. Los valores de referencia de testosterona sérica se basan en estudios en población sana, joven y no obesa. Sabemos que los valores de testosterona disminuyen con la edad, por lo que ante la sospecha de un hipogonadismo deberíamos comparar sus valores séricos con valores ajustados por edad o aplicar algún tipo de corrección ajustada a los valores de referencia. Todo ello conduce que algunos autores afirmen que, al no conocer valores reales ajustados por edad, podríamos sobretratar “envejecimiento natural” en  pacientes añosos.

El presente estudio pretende dar unos valores de referencia ajustados por edad basándose en los resultados de los principales estudios de cohortes realizados en Europa y Estados Unidos: El Framingham Heart Study, el European Male Aging Study, el Osteoporotic Fractures in Men Study y el Male Sibling Study of Osteoporosis. Con esta finalidad se analizaron 100 muestras de cada uno de los estudios en un laboratorio centralizado de la CDC, realizándose la determinación con cromatografía-espectrometría de masas (gold standard de diagnóstico). Con ello se generaron valores armonizados que se presentan en distintas tablas con distribuciones estimadas por percentiles.

En ausencia de valores de referencia ajustados por edad de nuestra población, la presente información nos puede resultar de gran interés en la toma de decisiones clínicas.

Josep Torremadé Barreda

Urólogo

Médico Adjunto. Hospital Universitari de Bellvitge

Director Instituto de Andrología y Sexualidad Masculina. Hospital Universitari Sagrat Cor

Aging Male 2017, Sept; 20(3):139-145

Shigehara K1, Konaka H1, Koh E2, Nakashima K1, Iijima M1, Nohara T1, Izumi K1, Kitagawa Y1, Kadono Y1, Sugimoto K3, Iwamoto T4, Mizokami A1, Namiki M1.
1 Department of Integrative Cancer Therapy and Urology, Kanazawa University Graduate School of Medical Science, Kanazawa, Japan. 2 Komagane Urological Clinic, Nagano, Japan. 3 Department of Urology, Itaya Clinic, Kaga, Japan. 4 Division of Male Infertility, Center for Infertility and IVF, International University of Health and Welfare, Nasushiobara , Japan.

OBJETIVO:

Se investigaron los efectos de la terapia de reemplazo de testosterona (TRT) sobre la densidad mineral ósea (DMO) entre los hombres hipogonádicos con osteopenia / osteoporosis.

MÉTODOS:

En nuestro estudio se incluyeron 74 pacientes con diagnóstico clínico de osteopenia u osteoporosis e hipogonadismo, se dividieron en grupo TRT (n = 35) y control (n = 34). El grupo TRT recibió 250 mg de inyección de enantato de testosterona cada 4 semanas durante 12 meses. La DMO, la circunferencia de la cintura, el índice de masa corporal, el porcentaje de grasa corporal y el volumen muscular se midieron al inicio y a los 12 meses. También se evaluaron los datos bioquímicos de la sangre, incluyendo los niveles de colesterol total, triglicéridos, HDL-colesterol, hemoglobina A1c y adiponectina.

RESULTADOS:

En la visita de 12 meses, la DMO aumentó significativamente en ambos grupos. Sin embargo, las comparaciones sobre los cambios en los valores de los parámetros desde la línea de base hasta la visita de 12 meses entre el TRT y los grupos control fueron significativamente diferentes en la DMO (5,0 ± 5,0 vs. 3,0 ± 3,2; p = 0,0434) y adiponectina (-0,90 ± 3,33 vs. 0,10 ± 2,04; p = 0,0192). No hubo cambios significativos en otros parámetros.

CONCLUSIONES:

TRT durante 12 meses podría mejorar la DMO con una disminución en los niveles de adiponectina entre los hombres hipogonadales con osteopenia / osteoporosis.

Comentario editorial: Parecen claros los efectos beneficiosos de la reposición hormonal en los pacientes hipogonádicos. En el trabajo se enumeran otros trabajos que certifican esta conclusión. La conexión entre adiponectina y DMO parece un campo a estudiar. Ya es conocido la relación de este péptido hormonal con la adiposidad central, la resistencia a la insulina y la morbilidad cardiovascular, pero existen datos de receptores óseos tanto en osteoclastos como osteoblastos y de que sus elevados niveles se relacionan con las fracturas osteoporóticas. Una duda que no despeja es la razón por la que los pacientes del grupo control también mejoran esos parámetros.

Carlos Balmori Boticario

Urólogo.

Responsable Sección Urología y Medicina Sexual y Reproductiva

Centros: Hospital Nª Sra. del Rosario. IVI Madrid

cbalmori@unidadmedicinasexual.com

www.unidadmedicinasexual.com

J Sex Med. 2017 Sep; 14 (9): 1104 - 1115.

Rosen RC, Wu F, Behre HM, Porst H, Meuleman EJH, Maggi M, Romero-Otero J, Martínez-Salamanca JI, Jones TH, Debruyne FMJ, Kurth KH, Hackett GI, Quinton R, Stroberg P, Reisman Y, Pescatori ES, Morales A, Bassas L, Cruz N, Cunningham GR, Wheaton OA; Investigadores de RHYME.

Resumen

FONDO:

Los beneficios y riesgos de la administración prolongada de testosterona han sido un tema de gran interés científico y regulatorio en los últimos años.

OBJETIVO:

Evaluar prospectivamente la calidad de vida (CV) a largo plazo y los beneficios en la función sexual del tratamiento sustitutivo con testosterona (TST) en una cohorte multinacional de hombres con hipogonadismo.

MÉTODOS:

Se utilizó un registro multinacional de pacientes para evaluar los cambios a largo plazo asociados con la TST en hombres de mediana edad y mayores con hipogonadismo. Se realizaron evaluaciones exhaustivas a los 6, 12, 24 y 36 meses después de la inscripción en el registro.

RESULTADOS:

La calidad de vida y la función sexual se evaluaron mediante medidas validadas, incluyendo la Escala de Síntomas del Envejecimiento Masculino (AMS) y el Índice Internacional de Función Eréctil (IIEF).

RESULTADOS:

Un total de 999 hombres con hipogonadismo previamente no tratados, fueron reclutados en 25 centros europeos, 750 de los cuales recibieron TST en al menos una visita durante el período de observación. Los pacientes tratados con TST informaron de mejoras rápidas y sostenidas de la CV, con menos síntomas sexuales, psicológicos y somáticos. Mejoras modestas en la calidad de vida y la función sexual, incluyendo la función eréctil, también se observaron en pacientes RHYME sin TST, aunque los pacientes tratados mostraron consistentemente mayor beneficio en el tiempo en todos los dominios sintomáticos en comparación con los pacientes no tratados. Las puntuaciones totales del AMS para los pacientes con TST fueron 32,8 (intervalo de confianza del 95% = 31,3-34,4) en comparación con 36,6 (intervalo de confianza del 95% = 34,8-38,5) para los pacientes no tratados (P <0,001). Pequeñas pero significativas mejoras en las puntuaciones del IIEF a lo largo del tiempo también se observaron con la TST. Aproximadamente el 25% de los hombres tratados y no tratados también usaron inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, con diferencias notables en la frecuencia de uso de la prescripción de inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 según la especialidad del médico y su localización geográfica.

IMPLICACIONES CLÍNICAS:

Los beneficios relacionados con TST en la calidad de vida y la función sexual se mantienen hasta 36 meses después del inicio del tratamiento.

FORTALEZAS Y LIMITACIONES:

Los principales puntos fuertes son la gran y diversa población de pacientes tratados en entornos clínicos multidisciplinarios. La principal limitación es la frecuencia de cambio de una formulación a otra.

CONCLUSIÓN:

En general, confirmamos los beneficios amplios y sostenidos de TST a lo largo de las principales dimensiones de la calidad de vida, incluyendo la salud sexual, somática y psicológica, que se mantuvieron durante 36 meses en nuestra cohorte de tratamiento.

PALABRAS CLAVE:

Hipogonadismo; Inhibidores de Fosfodiesterasa Tipo 5; Calidad de vida; Función sexual; Tratamiento sustitutivo con testosterona

PMID: 28781213

Comentario editorial: El hipogonadismo (HG) en hombres suele acompañarse de una notable pérdida de libido, disminución del rendimiento sexual y cambios en el estado de ánimo, energía y bienestar subjetivo. Los efectos del tratamiento sustitutivo con testosterona (TST) a largo plazo sobre la función sexual y la calidad de vida (CV) no se han evaluado adecuadamente en estudios bien diseñados. El Registro de Hipogonadismo en Hombres (RHYME) es un registro propectivo y multinacional de hombres con diagnóstico de HG, sin tratamiento previo con testosterona y que incluye un amplio rango de edades. Fue diseñado principalmente para evaluar los resultados de seguridad, incluyendo seguridad prostática, eventos cardiovasculares y mortalidad. En este recomendable artículo los autores presentan un corte longitudinal de los resultados secundarios del RHYME acerca de función sexual y síntomas de CV en paciente en TST, evaluados mediante escalas de síntomas validadas y ampliamente utilizadas.

José María Lozano-Blasco

Urólogo. FECSM

Adjunto de las Unidades de Andrología y Neuro-urología

UGC de Urología-Nefrología

HHUU Virgen del Rocío. Sevilla

jmlozanoblasco@gmail.com

Andrology 2017 Mayo; 5 (3):505-510.

Ventimiglia, S. Ippolito, P. Capogrosso, F. Pederzoli, W. Cazzaniga, L. Boeri, I. Cavarretta, M. Alfano, P. Vigano , F. Montorsi y A. Salonia

División de Oncología Experimental/Unidad de Urología, URI, IRCCS Hospital San Rafael, Milán, Universidad Vita-Salute San Rafael, Milan, y Unidad de Infertilidad, Unidad de Ginecología/Obstetricia, IRCCS Hospital San Rafael, Milán, Italia.

RESUMEN:

Recientemente, la cohorte de varones del European Male Ageing Study ha sido estratificada en diferentes categorías distinguiendo entre hipogonadismo primario, secundario y compensado. Todavía no se ha aplicado una clasificación similar a la población infértil. Realizamos un estudio transversal reclutando de forma consecutiva a 786 varones infértiles europeos caucásicos y clasificándolos como eugonádicos (testosterona sérica total normal [≥3.03 ng/mL] y hormona luteinizante normal [≤9.4 mU/mL], hipogonádicos secundarios (testosterona total baja, hormona luteinizante normal o baja), hipogonádicos primarios (testosterona total baja, hormona luteinizante elevada), e hipogonádicos compensados (testosterona total normal, hormona luteinizante elevada). En este estudio transversal, se utilizaron modelos de regresión logística para probar la asociación entre los parámetros seminales, las características clínicas y el estadio gonadal definido. Se encontró que un 80, 15, 2 y un 3% de los pacientes eran eugonádicos, hipogonádicos secundarios, primarios y compensados, respectivamente. Los varones con un hipogonadismo secundario tenían un mayor riesgo de obesidad [OR (95% IC): 3.48 (1.98–6.01)]. Los varones con hipogonadismo primario tenían un mayor riesgo de azoospermia [24.54 (6.39–161.39)] y volumen testicular <15 mL [12.80 (3.40–83.26)]. Los varones con hipogonadismo compensado tenían un perfil similar a los de hipogonadismo primario, mientras que su riesgo de azoospermia [5.31 (2.25–13.10)] y de volumen testicular disminuido [8.04 (3.17–24.66)] era menor. El riesgo de volumen testicular disminuido [1.52 (1.01–2.33)] y de azoospermia [1.76 (1.09–2.82)] estaba igualmente incrementado, aunque de forma más leve, en los varones con hipogonadismo secundario. De manera general, el hipogonadismo primario y el compensado mostraron el peor escenario clínico en términos de la capacidad fértil. Aunque no fueron diseñadas específicamente para el grupo de varones infértiles, las categorías del European Male Ageing Study podrían resultar útiles como una herramienta de estratificación incluso en este escenario.

PMID: 28409903

COMENTARIO DEL EDITOR:

Interesante estudio de este grupo italiano, bien realizado desde el punto de vista metodológico y que abre la puerta a clasificar a los varones infértiles con hipogonadismo según los grupos heredados del conocido European Male Ageing Study, ya ampliamente utilizados en trabajos posteriores.

Borja García Gómez.

Médico Adjunto Unidad de Urología Reconstructiva, Servicio de Urología.

Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid.

borjagarciagomez@gmail.com

J Clin Endocrinol Metab 102 (2), 583-593, 2017

Thomas W. Storer, PhD, Shehzad Basaria, MD, Tinna Traustadottir, PhD, S Mitchell Harman, MD, PhD, Karol Pencina, PhD, Zhuoying Li, MSc, Thomas G. Travison, PhD, Renee Miciek, MS, Panayiotis Tsitouras , MD, Kathleen Hally, Grace Huang, MD, Shalender Bhasin, MD

Basaria et al publicaron un artículo en el New England Journal of Medicine 2010 titulado “Adverse events associated with testosterone administration” generando un gran impacto mediático negativo. Trataron a un grupo de ancianos frágiles con movilidad reducida pero terminaron de forma prematura el estudio al observar una mayor incidencia de eventos cardiovasculares. Muchos han criticado la metodología del mismo pues la mayor parte de los eventos cardiovasculares fueron leves y las dosis administradas eran suprafisiológicas, por lo que no se puede extrapolar al tratamiento convencional en pacientes con hipogonadismo.

En la misma línea de investigación se presenta este estudio a 3 años que pretende determinar los efectos de la testosterona en ancianos sobre la fuerza muscular, la fatigabilidad y su función física.

Se trata de un estudio doble ciego, controlado con placebo y randomizado en hombres sanos de >60 años con testosterona total de 100-400 ng/dL o testosterona libre de 50pg/mL. Se randomizaron a tratamiento con 7.5g de testosterona 1% vs placebo, y se analizan los efectos de la misma en 3 años de seguimiento.

En el grupo tratamiento se objetivan mejorías en masa muscular (medida por DEXA), potencia muscular, fatigabilidad y tolerancia al ejercicio (medidas con pruebas de esfuerzo específicas) respecto placebo. A pesar de ello, dada la magnitud de la diferencia, aunque estadísticamente significativa, se desconoce si su efecto clínico es relevante. También hay que destacar que el grupo de pacientes tratados son voluntarios sanos, no frágiles y no existen pacientes con valores de testosterona <100ng/dL, por lo que también desconocemos su efecto en un escenario de mayor morbilidad e hipogonadismo.

Existen múltiples estudios en marcha para valorar el efecto terapéutico de la testosterona en el campo de la geriatría. Más allá de su efecto terapéutico sobre la función sexual, la testosterona posee también efectos anabólicos sobre el hueso y el músculo, con lo que parece razonable su uso en este campo de la medicina. Deberemos estar atentos a los resultados de los mismos para valorar esta opción terapéutica.

Josep Torremadé Barreda

Urólogo

Médico Adjunto. Hospital Universitari de Bellvitge

Director Instituto de Andrología y Sexualidad Masculina. Hospital Universitari Sagrat Cor

 

World J Mens Health. 2016 Dec;34(3):194-199. doi: 10.5534/wjmh.2016.34.3.194.

Epub 2017 Jan 23.

Jung HJ(1), Shin HS(1).

Author information:

(1)Department of Urology, Catholic University of Daegu School of Medicine, Daegu,

Korea.

OBJETIVO: nuestro objetivo fue evaluar el efecto de la terapia de suplementación con testosterona (TRT) sobre la función cognitiva y la depresión en hombres con síndrome de déficit de testosterona.

MATERIAL Y MÉTODOS: se llevó a cabo un estudio prospectivo, controlado con placebo, en el que se reclutó un total de 106 hombres con una testosterona total <3.3 ng/mL y síntomas de hipogonadismo. Basados en si los pacientes recibieron TRT (inyección 1,000 mg de undecanoato de testosterona) o placebo (y el consejo sobre la modificación del estilo de vida), se dividieron a los pacientes en el TRT (n=54) y el grupo control (n=52).

RESULTADOS: La edad entre los pacientes del grupo TRT y del grupo control fueron 56.7±12.6 y 57.8±11.4 años respectivamente (p> 0.05). En el momento de inicio del estudio no existieron diferencias entre los grupos TRT y control en lo tocante al nivel de testosterona o al PSA, o en el score de Aging Males' Symptoms Scale, función eréctil (cuestionario de 5 preguntas IIEF -Index of Erectile Function-), función cognitiva (Korean Mini-Mental State Examination), y depresión (Beck Depression Inventory). A los 8 meses tras la intervención los niveles de testosterona total y el score de función eréctil aumentaron significativamente (p<0.05), mientras que los scores de envejecimiento y depresión disminuyeron significativamente (p<0.05) en el grupo TRT. No existió mejoría en ninguno de los parámetros del grupo control. De manera destacable, una mejoría significativa en función cognitiva fue registrada en hombres con deterioro en función cognitiva en el momento basal (función cognitiva <25) que recibieron TRT.

CONCLUSIONES: La TRT puede ser considerada en hombres con déficit de testosterona si los niveles de T se asocian a depresión o deterioro cognitivo.

DOI: 10.5534/wjmh.2016.34.3.194

PMID: 28053949  [PubMed - in process]

Eduard García-Cruz

Urólogo. FECSM

Urología y Salud del Hombre

Servicio de Urología

Hospital Clínic de Barcelona

www.reisho.com

Urology. 2016 Feb;88:149-54. doi: 10.1016/j.urology.2015.11.010. Epub 2015 Dec 1.

Matsukawa Y(1), Takai S(2), Funahashi Y(2), Kato M(2), Yamamoto T(2), Hirakawa

A(3), Gotoh M(2).

Author information:

(1)Department of Urology, Nagoya University Graduate School of Medicine, Nagoya,

Japan. Electronic address: yoshi44@med.nagoya-u.ac.jp. (2)Department of Urology,

Nagoya University Graduate School of Medicine, Nagoya, Japan. (3)Biostatistics

Section, Center for Advanced Medicine and Clinical Research, Nagoya University

Graduate School of Medicine, Nagoya, Japan.

OBJETIVO: Investigar la correlación entre los niveles de  testosterona y los síntomas del tracto urinario inferior (LUTS) y la bladder outlet obstruction (BOO), para evaluar el cambio en la secreción de testosterona durante el tratamiento de los LUTS, y para determinar los factores que puedan influir la secreción de testosterona.

MÉTODOS: Este estudio fue un estudio abierto, unicéntrico, prospectivo de 110 pacientes con LUTS causados por hiperplasia benigna de próstata. Silodosina, un alfa-1-bloqueante sin efectos conocidos sobre la secreción de testosterona, fue administrada a los pacientes. Antes de la administración y un año antes de la misma de se realizó determinación de la testosterona sérica, un IPSS y un estudio uro dinámico para determinar parámetros objetivos y subjetivos.

RESULTADOS: Un total de 104 hombres con una edad media de 70,4 años se incluyeron en el análisis. De acuerdo con la evaluación pretratamiento, no existieron correlaciones entre la testosterona sérica total y el IPSS (r = -0.08, P = .44) o la BOO (r = 0.04, P = .68). Un años tras la administración de silodosina, la testosterona media aumentó significativamente de 5.09 a 5.52 ng/mL (P <.001). Adicionalmente, se observó una correlación positiva entre el cambio en el nivel de testosterona y la mejoría de la BOO (r = 0.52, P <.001).

CONCLUSIÓN: En pacientes con hiperplasia benigna de próstata, el tratamiento con silodosina aumenta significativamente la secreción de testosterona, y la mejoría en síntomas objetivos como el BOO fueron relacionados con factores que influyen en la secreción de testosterona.

Copyright © 2016 Elsevier Inc. All rights reserved.

DOI: 10.1016/j.urology.2015.11.010

PMID: 26592467  [PubMed - indexed for MEDLINE]

Eduard García-Cruz

Urólogo. FECSM

Urología y Salud del Hombre

Servicio de Urología

Hospital Clínic de Barcelona

www.reisho.com

Urology. 2016 Apr;90:112-8. doi: 10.1016/j.urology.2015.12.030. Epub 2015 Dec 29.

Pagano MJ(1), De Fazio A(2), Levy A(2), RoyChoudhury A(3), Stahl PJ(2).

Author information:

(1)Department of Urology, Columbia University Medical Center, New York, NY.

Electronic address: mjp2147@cumc.columbia.edu. (2)Department of Urology, Columbia

University Medical Center, New York, NY. (3)Department of Biostatistics, Columbia

University Mailman School of Public Health, New York, NY.

OBJECTIVES: Identificar factores clínicos predictores de Déficit de Testosterona (SDT) en hombres con disfunción eréctil (ED), por lo tanto identificando subgrupos que sean más probables de ser beneficiados a la hora de plantear un screening de testosterona.

MÉTODOS: Revisión retrospectiva de 498 hombres evaluados por ED entre Enero de 2013 y Julio de 2014. El diagnóstico de SDT se ofreció a todos los hombres elegibles mediante determinación matutina de T. Los hombres con historia de cáncer de próstata o suplementación con testosterona fueron excluidos. Se realizó una regresión lineal univariante para analizar 19 variables clínicas con las asociaciones de T sérica total (TT), testosterona calculada (cFT), y SDT (T <300 ng/dL o cFT <6.5 ng/dL). Las variables significativas en el análisis univariante fueron incluidas en los modelos de regresión múltiples.

RESULTADOS: Un total de 225 hombres cumplieron los criterios de inclusión. Los niveles bajos de TT se asociaron con un mayor índice de masa corporal (BMI), actividad sexual menos frecuente, y ausencia de depresión clínica en análisis de regresión múltiple. La TT descendió  49.5 ng/dL por cada 5 puntos de aumento en BMI. El BMI o la edad fueron los únicos factores predictores de cFT en análisis multivariantes. En total, 62 sujetos (27,6%) cumplieron criterios para SDT. Una edad mayor, mayor BMI y menor actividad sexual fueron los factores independientes predictores de cFT en el análisis multivariante. Se apreció un aumento de riesgo x2.2 riesgo de SDT por cada cinco puntos de aumento de BMI, y un aumento x1.8 por cada 10 años de aumento de edad.

CONCLUSIONES: Los hombres con ED y aumento de BMI, edad avanzada o disminución de la frecuencia de relaciones sexuales parecen tener más riesgo de SDT, y por lo tanto esos pacientes serían candidatos potenciales a un screening de testosterona.

Copyright © 2016 Elsevier Inc. All rights reserved.

DOI: 10.1016/j.urology.2015.12.030

PMID: 26743389  [PubMed - indexed for MEDLINE]

Eduard García-Cruz

Urólogo. FECSM

Urología y Salud del Hombre

Servicio de Urología

Hospital Clínic de Barcelona

www.reisho.com

J Clin Endocrinol Metab. 2016 Nov;101(11):3939-3951. Epub 2016 Aug 23.

Clifton S(1), Macdowall W(1), Copas AJ(1), Tanton C(1), Keevil BG(1), Lee DM(1),

Mitchell KR(1), Field N(1), Sonnenberg P(1), Bancroft J(1), Mercer CH(1), Wallace

AM(1), Johnson AM(1), Wellings K(1), Wu FC(1).

Author information:

(1)Research Department of Infection and Population Health (S.C., A.J.C., C.T.,

N.F., P.S., C.H.M., A.M.J.), University College London, London WC1E 6BT, United

Kingdom; Department of Social and Environmental Health Research (W.M., K.R.M.,

K.W.), London School of Hygiene and Tropical Medicine, London WC1E 7HT, United

Kingdom; Department of Clinical Biochemistry (B.G.K.), University Hospital S

Manchester, Manchester M13 9WL, United Kingdom; Cathie Marsh Institute for Social

Research, School of Social Sciences (D.M.L.), The University of Manchester,

Manchester M13 9WL, United Kingdom; MRC/CSO Social and Public Health Sciences

Unit (K.R.M.), University of Glasgow, Glasgow G12 8QQ, United Kingdom; Kinsey

Institute (J.B.), Indiana University, Bloomington, Indiana 47405; Department of

Clinical Biochemistry (A.M.W.), Royal Infirmary, Glasgow G4 0SF, United Kingdom;

and Andrology Research Unit (F.C.W.W.), Manchester Centre of Endocrinology and

Diabetes, Manchester Academic Health Science Centre, The University of

Manchester, Manchester M13 9PL, United Kingdom.

CONTEXTO: La determinación de testosterona en saliva Salivary T (Sal-T) mediante cromatografía líquida – la espectroscopia de masas representa la oportunidad de examinar la correlación entre la Sal-T y ciertos correlatos de salud general en una encuesta en población general a gran escala.

OBJETIVO: Este estudio busca examinar posibles asociaciones entre Sal-T y factores de salud relacionados en hombres y mujeres entre 18 y 74 años.

DISEÑO: Se obtuvieron muestras de saliva matinales de los participantes en un estudio transversal a nivel poblacional en una encuesta de población británica (Natsal-3). Un cuestionario auto administrado sobre salud y estilo de vida fueron administrados como partes de una encuesta más amplia sobre salud sexual.

PARTICIPANTES: El estudio incluyó 1599 hombres y 2123 mujeres.

MÉTODOS: Sal-T fue medida utilizando una cromatografía líquida por espectroscopia de masas. Se empleó una regresión lineal para examinar la asociación entre los factores de salud y la Sal-T media.

RESULTADOS: En hombres, la Sal-T media se asoció con un rango de factores de salud tras el ajuste por edad, y mostró una fuerte asociación negativa e independiente con el índice de masa corporal (BMI) en el estudio multivariante.  Los hombres con enfermedad cardiovascular o que tomaban medicación para el síndrome depresivo ansioso presentaron niveles más bajos ajustados por edad de Sal-T, a pesar de que no existió relación con la enfermedad cardiovascular después de ajustarse por BMI. La disminución en Sal-T relacionada con el envejecimiento se mantuvo tras el ajuste por factores de salud. En mujeres, Salt T disminuyeron al aumentar la edad; en cualquier caso, no existieron asociaciones independientes a la edad con factores de salud o condiciones de salud relacionadas a excepción de mayor nivel de Sal-T en fumadores.

CONCLUSIONES: Los niveles de Sal-T se asociaron independientemente de la edad, con un rango de marcadores de salud relacionados, particularmente el BMI, en hombres, pero no en mujeres. Estos hallazgos apoyan el concepto de que existe un descenso de Sal-T relacionado con la edad, tanto en hombres como en mujeres, que ni puede explicarse solo por un aumento de enfermedades. Nuestros resultados demuestran el potencial de Sal-T como una medida adecuada para determinar el nivel de exposición tisular a andrógenos para investigación poblacional.

DOI: 10.1210/jc.2016-1669

PMCID: PMC5095233

PMID: 27552539  [PubMed - in process]

Eduard García-Cruz

Urólogo. FECSM

Urología y Salud del Hombre

Servicio de Urología

Hospital Clínic de Barcelona

www.reisho.com